Cortacésped

Gracias al cortacésped podemos mantener en buenas condiciones el césped de nuestro jardín, una tarea que sería casi imposible de realizar sin esta estupenda herramienta.
Existen todo tipo de cortacésped, desde los manuales, eléctricos, a gasolina y lo último de lo último, modelos de cortacésped robotizados de última generación, que cortan el césped sin que tengamos que hacer absolutamente nada, mientras que podemos realizar otra tarea o descansar plácidamente.

Tipos de cortacésped

Si no tienes ni idea de que tipos de cortacésped existen, agárrate, existen seis tipos de cortacésped diferentes, diseñados para dar servicio a todo tipo de jardines, exigencias y presupuesto:

Manuales

Evidentemente, no llevan ningún tipo de motor, somos nosotros los que tenemos que realizar todo el esfuerzo físico.
Están indicados para jardines que no superen los 100 m2. También son muy útiles como cortacésped auxiliar, para aquellos lugares donde una maquina de mayor tamaño no puede acceder.

Cortacésped eléctricos con cable

Son ligeros y manejables, además de más económicos que los de gasolina. Si elegimos un modelo autopropulsado, no tendremos casi que hacer esfuerzo.
Su mantenimiento es muy básico, con sólo controlar las cuchillas es suficiente. Están indicados para jardines de entre 100 m2 y 500 m2.
El mayor hándicap es que tienen que tener una toma de corriente cercana, limitando su autonomía.

Eléctricos a batería

Ofrecen una mayor independencia que los anteriores, ya que evitamos el tener que tener un enchufe cerca para que funcionen.
Son aparatos muy ligeros, manejables y al igual que los eléctricos a enchufe, no precisan de un mantenimiento exhaustivo.
En la elección de este tipo de cortacésped, debe primar el tipo de batería. Las baterías de litio cargan mucho más rápido que las tradicionales de níquel cadmio, con otra ventaja añadida, no es necesario que se descarguen totalmente para volver a cargar.

Robots cortacésped

Son la revolución en el mantenimiento del césped. Se pueden programar y son totalmente autónomos, de modo que tener césped en el jardín ya no es una carga pesada por su mantenimiento.
Están diseñados para salvar cualquier obstáculo del terreno o que se puedan encontrar en el jardín, son capaces de reconocer su base de carga, a la que regresan para recargarse una vez terminada la tarea.
Disponen una autonomía equivalente a la de segar 200 m2 de jardín.
Son ideales para tener un césped siempre perfecto, ya que cortar el césped ya no supone un esfuerzo y se puede cortar más a menudo.

Gasolina

Son cortacésped muy potentes, indicados para grandes jardines que requieren mucho mantenimiento.
La gran ventaja frente a los cortacésped eléctricos es su autonomía. Al igual que los eléctricos existen modelos autopropulsados, que no necesitan un gran esfuerzo de nuestra parte.

Tractores

Son los indicados para jardines de más de 500m2, en los que el trabajo sería muy pesado de realizar con cualquiera de los modelos eléctricos o gasolina normales.
La gran ventaja es que el trabajo lo realizas sentado, no hay un gran esfuerzo físico por nuestra parte.

¿Qué cortacésped comprar?

Para determinar que cortacésped nos interesa elegir, lo primero que debemos analizar es la superficie de césped a cortar, pero no es la única, también tenemos que tener en cuenta el tipo de terreno (plano o irregular), si tenemos toma de corriente cerca…
Vamos a analizar uno por uno los aspectos que debemos tener en cuenta, antes de tomar la decisión de comprar uno u otro modelo de cortacésped:

Tipo de jardín

Si nuestro jardín es plano y no posee ningún obstáculo, podemos elegir cualquier tipo de cortacésped: manual, eléctrico, gasolina…la decisión del modelo dependería del tamaño del jardín, si es muy pequeño podemos optar por uno manual o eléctrico con cable.
El problema surge si nuestro jardín posee una pendiente, que nos obligue a empujar constantemente. En este caso se hace necesario optar por cortacésped eléctricos (si no es muy grande) o gasolina, pero siempre autopropulsados.

Tamaño de la superficie a segar

Otro factor decisivo, para elegir un cortacésped adecuado, son los metros cuadrados de césped a segar.
Recuerda que como media, durante el verano hay que cortar el césped todas las semanas. Si posees un jardín de 500m2, son varias horas de trabajo con un cortacésped inadecuado y un paseo con un cortacésped de gasolina que tenga tracción.
Podemos estimar que como regla, deberías tener en cuenta estas superficies y cortacésped adecuados:

  • Menor de 100 m2, podemos utilizar un manual o un eléctrico.
  • Entre 100m2 y 150m2, la mejor idea es un cortacésped eléctrico o un robot programable.
    El ancho de corte debe ser como mínimo de entre 30 y 34 cm.
  • Jardín de 150m2 a 500m2. Podemos ir a un cortacésped eléctrico con cable, si tenemos donde enchufar, batería si no hay opción, robot programable o la mejor opción (sobre todo si nos movemos más cerca de los 500m2) cortacésped de gasolina.
    El ancho de corte debe estar entre 34 y 36 centímetros.
  • Superficie de 400m2 en adelante. Cortacésped a gasolina o tractor. Ancho de corte 40 a 57 centímetros.

Consejos de uso y mantenimiento

Para que la experiencia de cortar y mantener el césped del jardín, no se convierta en un problema, sigue estas instrucciones:

  • El césped se debe cortar con la hierba seca. Si acabas de regar, el corte quedará irregular y se favorece la aparición de hongos, busca las últimas horas del día, son las mejores.
  • Durante el verano se debe cortar una vez a la semana. En primavera y otoño el corte se realizará dos o tres veces al mes, para reducir en invierno y no cortar en absoluto.
  • Las pasadas se deben realizar en diferentes direcciones, para evitar que la hierba se incline y acabemos por no cortar nada.
  • La altura ideal del césped está entre 5 y 10 centímetros. De esta manera se mantiene más sana y crecerá a buen ritmo.
  • Una vez terminada la siega, guarda el cortacésped a la sombra en un lugar seco y fresco. Si es de gasolina, vacía el depósito al terminar la temporada.