Maquinaria y Herramientas de Jardinería

Las mejores herramientas de jardinería

Las tareas básicas en jardinería son sembrar, regar, podar y limpiar el jardín.
Para mantener el jardín en perfectas condiciones, afortunadamente disponemos de magníficas herramientas que nos facilitan todas estas tareas de mantenimiento.
Para que tampoco te resulte excesivamente difícil encontrar que herramienta es la mejor para cada tarea, estamos comprometidos a ofrecerte las mejores comparativas. Examinamos calidades, precios, resultados, tenemos en cuenta las opiniones de otros compradores y tomamos nuestro juicio de valor.
Accede a nuestras comparativas de productos, para encontrar la mejor y más moderna maquinaria de jardinería con las mejores garantías del momento.
Todo lo que necesitas para el cuidado y mantenimiento de tu jardín, trabajos forestales o de horticultura.

Últimas revisiones realizadas

Podar

Podar es una de las tareas imprescindibles dentro del jardín, y a pesar de que se suele desarrollar durante determinadas fechas del año, lo cierto es que hay diferentes tipos de podas que se deben desarrollar durante el año, para que nuestras plantas, árboles y arbustos crezcan fuertes y se desarrollen correctamente.
Para podar correctamente hay que realizar cortes limpios, de modo que es imprescindible utilizar las herramientas adecuadas para cada tarea: tijeras de mano, a dos manos, eléctricas, serruchos…

Tipos de poda en jardinería

Poda de limpieza

El objetivo de la poda de limpieza es, la eliminación de formaciones que no favorecen el crecimiento de las plantas, árboles y arbustos, pudiendo a llegar a ser hasta perjudiciales.
Durante la poda de limpieza se eliminan ramas o partes de las plantas que están muertas, secas, enfermas, dañadas o que por su orientación pueden dañar a la planta: brotes desde la raíz, ramas que se cruzan…
Esta poda es necesaria para todo tipo de plantas y árboles. Se puede y se debe realizar durante todo el año, ya que son parte imprescindible del mantenimiento habitual del jardín.

Podas de formación

Las podas de formación tienen como misión principal conseguir que los árboles o arbustos, crezcan con una forma y orientación determinada.

Podar para mantener el orden. Poda de mantenimiento

Se suelen realizar durante la primavera o el otoño, pero en ocasiones se pueden realizar algunas podas de limpieza durante el año, que buscan el mismo objetivo, mantener una formación estética.

Realizar podas de rejuvenecimiento

En ocasiones hay que podar en profundidad un árbol o arbusto, para eliminar partes envejecidas y que ya no proporcionan frutos o flores.
La idea básica es que la planta se regenere, rejuvenezca y produzca brotes nuevos más productivos que los antiguos.
Una vez realizadas las podas, es conveniente recoger todos los restos y proteger los cortes, evitando la aparición de enfermedades en las plantas.

Limpieza del jardín

Aunque siempre buscamos la perfección en nuestro jardín, no siempre es fácil de conseguir, sobre todo cuando escasea la limpieza. Afortunadamente contamos con un buen número de herramientas para limpiar el jardín, que nos facilitan las tareas de mantenimiento de las zonas sensibles.

Como limpiar el jardín

La limpieza del jardín incluye aspectos tan importantes como la recogida de los restos que producen las plantas: las hojas, flores secas y también las ramas que se originan tras la poda.
Tenemos todo tipo de herramientas que nos harán estas tareas más sencillas. Algunas eléctricas o a motor, como son las sopladoras y otras muy útiles, aunque sean manuales, como los rastrillos.
Debemos comprar todas aquellas herramientas de jardín que necesitemos, ni más, ni menos.
Por eso es importante valorar cada compra de herramientas antes de realizarla, para encontrar sólo aquellas que realmente vamos a utilizar.

Retirar las hojas en el otoño

Las hojas en un jardín otoñal son preciosas, pero resultan más atractivas cuando están en el árbol, con esos colores rojizos y amarillentos.
Cuando caen al suelo, también conservan sus colores durante un par de días…es efecto es fantástico, bucólico…pero después se secan, y el aspecto que ofrecen es de un jardín descuidado.
Para la recogida de las hojas no hay nada como una sopladora de hojas.
Nos ayuda a realizar el trabajo con rapidez y sin tener que trabajar mucho. La mayoría son también aspiradoras y trituradoras, de modo que si disponemos de un compostador en el jardín (recomendable), todos los restos de las hojas acabarán de nuevo en el jardín, pero como abono.
También necesitaremos de hacernos con un rastrillo y una pala, herramientas manuales indispensables para las hojas y para otras muchas tareas jardineriles.
Si dejas que las hojas se sequen bajo determinados arbustos, como las rosas, pueden aparecer plagas no deseadas, por lo que siempre es recomendable su recogida y posterior tratamiento.

Restos de podas

Si tenemos un jardín pequeño, los restos de poda son fáciles de recoger y tratar.
Como antes, si tenemos un compostador, las partes más verdes de la poda las podemos reducir a trozos pequeños con unas tijeras de podar, antes de incorporarlas al compost del jardín. El tiempo hará el resto.
Pero en los jardines de buen tamaño se hace necesario el uso de biotrituradores, que eliminarán todos los restos de poda, por grandes que sean y los dejarán perfectos para convertirse en abono.

Limpiar jardines naturales o semi naturales

Si tienes un jardín natural o semi natural, en el que crecen especies autóctonas, a veces se desmadran.
En este caso se hace necesario el uso de herramientas muy útiles, como son las desbrozadoras, pensadas para eliminar todo tipo de malas hierbas.
Los restos, si contienen flores y semillas, no conviene utilizarlos para hacer compost. Lo mejor es deshacerse de ellos, para no llenar el jardín de plantas indeseadas.

Limpieza de zonas comunes, pasos y edificios

Para la limpieza de pasos, cuando están solados, conviene el uso de hidrolimpiadoras a presión, que eliminan cualquier suciedad adherida…polvo, barro…
Conviene no utilizar productos químicos, si el agua caerá sobre las plantas (las podría dañar). Sólo con la presión es suficiente para eliminar la mayor parte de la suciedad.

Plantar en jardinería

Las herramientas para plantar nos facilitan unas de las tareas más duras del jardín: remover la tierra para plantar árboles, arbustos o simplemente sembrar unos geranios.
Si…porque si nuestro jardín tiene la tierra medianamente suelta, con cualquier herramienta (aunque no sea la adecuada) podremos hacer un hoyo de plantación, pero cuando nos encontramos con un terreno pedregoso, calizo o muy pesado, o tienes unas buenas herramientas o la tarea se convierte en titánica.

Sembrar y plantar

Para sembrar y plantar necesitamos hacernos con los útiles adecuados, que no serán los mismos si tenemos por ejemplo un huerto urbano, que si lo que necesitamos es una herramienta multiusos para un pequeño jardín.
Como ejemplo, hacerse con un plantador de bulbos está genial, pero si vamos a plantar 15 o 20 tulipanes…como que no es necesario, sin embargo, si vamos a plantar 200 tulipanes sobre una superficie de césped…amigo, compra un buen plantador de bulbos, que el trabajo que te ahorrarás va a ser enorme.

Azadas, azadillas, palas…

En un jardín, por pequeño que sea, nos tenemos que hacer con algunas herramientas básicas de mano.
Entre las herramientas más útiles están las azadas o azadillas, dependiendo del tamaño del jardín. Si tenemos un jardín pequeño, con una azadilla es suficiente, pero si es grande, una azada nos será mucho más útil.
Luego están las palas, picos…y otras herramientas de mano pesadas, que nos ayudarán cuando las tareas manuales sean de gran calado.

Motocultores y motoazadas

Otro caso son los jardines de buen tamaño, que necesitan levantar el terreno año tras año, para poner nuevas plantas de temporada.
Los motocultores o motoazadas, son muy útiles también para esos jardines-huerto, en los que es imprescindible levantar la tierra, hacer surcos…
No te equivoques, en cualquier jardín siempre es buena idea levantar de vez en cuando la tierra, para airearla, favorecer el crecimiento de las raíces y que el compost complete su labor fertilizante.